El testimonio de Andrea Pérez en el Leading Program Madrid 2015

Tras conocer experiencias tanto positivas como negativas en referencia a la PAU y ser consciente de lo determinante que es para tu futuro, llegas a dicha prueba algo inquieta. Poco a poco, los nervios se van calmando, te das cuenta de que solo es un examen más y simplemente piensas que te va a salir genial. Si eres sensato, sabes que has estudiado y, por tanto, has adquirido todos los conocimientos exigidos, debes animarte a ti misma. “Todo va a salir bien”, recuerdo que me decía por aquel entonces. Superé con éxito la Selectividad y, sin ni siquiera imaginarlo, mi nota se encontraba entre las mejores de los casi 27.000 alumnos que se presentaron a aquella temida prueba.

Antes de comenzar a relatar mi paso por el LeadingProgram Madrid 2015, quiero dar las gracias a bcnmoments y, como entidad patrocinadora, a “La Obra Social La Caixa” por permitir que los estudiantes con los 20 mejores resultados en la PAU hayamos podido disfrutar de este premio al esfuerzo y a la dedicación. Durante todas las etapas educativas, tanto en Primaria como en Secundaria, aquellos que nos hemos esforzado constantemente no habíamos recibido ninguna recompensa, salvo palabras de elogio por parte de nuestros familiares y profesores. Por ello, esta oportunidad que se nos ha brindado ha supuesto un gran aliciente para seguir luchando por nuestros sueños.

Mi experiencia comenzó el 20 de julio de 2015, cuando llegué a Caixaforum, repleta de curiosidad e intriga, sin saber lo que me depararía el programa. Ese día descubrí a 19 personas increíbles y, pese a que no íbamos a estudiar las mismas carreras, todos compartíamos ciertos intereses y aficiones. No solo el afán de saber y de conocer primaba por encima de todo, sino también la fascinación por la cultura, el arte y todo tipo de temas, sin importar a qué campo correspondieran. Y así, juntos, nos sumergimos en una vivenciainmejorable.

Empresas de la talla de “Atlético de Madrid CF”,“Bq”, “CNIO”, “CSIC”, “Enagás”, “Google”, “Hewlett-Packard”, “La Caixa”, “Las Rozas Village”, “Llorente y Cuenca” y “Minube” nos abrieron sus puertas, acercándonos al mundo laboral y permitiéndonos llevar a cabo una inmersión en el mismo durante una semana. Tuvimos la extraordinaria oportunidad de visitar sus instalaciones de la mano de sus más destacados profesionales y, además, recibimos grandes consejos que nunca olvidaremos, pues han sido y serán de mucho provecho.

Entre estas empresas, se encuentran algunasque gozan de un gran prestigio nacional e internacional, con delegaciones en distintas ciudades o incluso países y que ya tienen su propio espacio en el mercado. No obstante, otras son de reciente creación y sus directivos nos proporcionaron una amplia visión acerca delgran trabajo que exige apostar por el emprendimiento, pero también nos mostraron que, con ilusión y confianza en que tus ideas pueden aportar algo a la sociedad, se puede lograr el éxito. Cada bussinessexperience fue totalmente distinta, pero todas ellas nos aportaron pinceladas sobre cuáles serán las aptitudes demandadas por las compañías en un futuro no muy lejano.

Como ya he mencionado, el transcurso de nuestras mañanas y tardes resultó ser de gran interés y utilidad; sin embargo, nuestras intensas jornadas no terminaban ahí. A continuación, teníamos el honor de disfrutar delas fascinantes noches temáticas gozando de una insuperable compañía.Carlos Blanco y Rafael Vilasanjuan nos ofrecieron sus visiones personales respecto a temas tanto culturales comode actualidad, más allá del ámbito profesional.

Por último, merece una mención especial una noche mágica, nuestra visita privada al cuarto mejor museo del mundo, el Museo del Prado. Asistimos a un recorrido por las obras maestras del museo guiados por un magnífico historiador, gracias al cual disfrutamos del arte, comprendiendo el significado de los pequeños detalles que esconden las obras y que, a simple vista, podrían pasar desapercibidos.

Tras un curso protagonizado por el estudio y el tesón, ninguna recompensa habría podido ser más satisfactoria y gratificante que el LeadingProgram Madrid 2015. Me siento muy orgullosa por haber participado en este “viaje” por el mundo empresarial junto a 19 compañeros impresionantes, con los que espero volver a cruzarme en el largo camino profesional que nos espera para intercambiar opiniones y enriquecernos mutuamente de nuestras experiencias, y acompañados de un staff a la altura de las circunstancias, pendientes en todo momento de que nos sintiésemos integrados y disfrutásemos de esta vivencia única e inolvidable.

 

Andrea Pérez González, Madrid 2015